viernes, 21 de septiembre de 2018

¿Cómo era la moda en los 70?


La moda de los 70 cobra fuerza, se mezcla con lo actual y vuelve a la vanguardiaSe dice que todo lo bueno vuelve, tal es el caso de la vestimenta usada en los años 70, y que ahora es tendencia.

Es claro que la moda, busca inspiración en las décadas anteriores pero con toques acordes al momento. Los jeans de corte alto, los estampados de lunares, shoes plásticos, perlas, flecos, bodies y entre tanta evocación no podía faltar el regreso del encaje, tan de moda en décadas anteriores por su delicado y dulce aspecto, las faldas tejidas en organsa y tul, y los corsets de brocados calados.

Aunque existen muchas tendencias, aun reina lo personal, uno decide y elige, pues también es la década de las pashminas de muchos colores y de los leggins a toda hora y lugar.

Otra tendencia de los 70, es el llamado “ante”, es una textura gamuzada de este material, también conocido como “suede”.

Una piel exquisita al tacto, que aporta elegancia. Es versátil y luce divina cuando se convierte en flecos y se combina con tejidos ligeros.

Hace alarde a un look bohemio pero sin perder el lado chic.Esta piel (suede o ante), pasa por un riguroso proceso para lograr esa superficie aterciopelada.

Apunta a lo chic.

Los flecos de “suede”, han sido un tiro al blanco al inscribirse fácilmente en los mas refinados street styles.

Las chaquetas de cuero tipo biker ya no son las protagonistas absolutas, ahora destacan los chalecos, blazers y cazadoras con este tipo de corte.

Dulce fantasía

El suede también puede llevar detalles al mejor estilo naif .Las flores bordadas en tonos llamativos y flúor son el material perfecto para lucir en vanguardia en esta temporada

A tono

De todos los colores, los tonos naturales son los mas buscados: marrón, beige, nude, verde olivo y gris, se vuelven un must en esta modalidad.

También puedes optar por la mezcla de texturas y darle un nuevo sentido a tu look. Seda, piel, algodón y los tejidos de punto son opciones divinas que te ayudaran a conseguir esos aires disciplentes y desenfadados.