domingo, 23 de septiembre de 2018

¿Son peligrosos los Tatuajes Temporales?


A todos nos ha provocado tener aunque sea por un momento, un bonito y sexy tatuaje que adorne nuestro cuerpo.

Para los que no se atreven a ponerse uno de forma permanente, siempre existirá la opción de aquellos que sólo duran unas semanas en nuestra piel.

El tatuaje temporal, usualmente es realizado con un material llamado henna, el cual puede lucir bastante similar a uno real, y durar el tiempo justo.

Sin embargo, en algunos lugares como las playas y zonas turísticas, aprovechan las vacaciones para hacer de las suyas con este procedimiento.

Si en esta temporada tienes ganas de hacerte un lindo tatuaje en tu cuerpo, ten mucho cuidado de que es lo que te están aplicando.

Sustancia natural

La henna es una planta de la que se obtienen sus hojas, se dejan secar, para luego triturarlas y convertirlas en un fino polvo.

Este es utilizado para teñir desde la piel hasta el cabello. Se trata de una planta de gran tamaño con flores blancas, pequeñas y olorosas que crece en climas cálidos.

En su forma natural, no representa ningún riesgo para la salud. Esta adquiere, una vez se quita la costra de pasta, un color anaranjado marrón rojizo.

Entre sus componentes esta el ácido hennotanico que reacciona con las células de la piel y la queratina del pelo y uñas.

La henna se utiliza como tinte natural desde hace cientos de años, sobre todo en las culturas hindú e islámica.

Adulterada

Los especialistas aseguran que la henna natural es bastante segura. Uno de los problemas está en que las personas no quieren esperar para que el tinte se seque, por lo que los tatuadores la adulteran ilegalmente, agregándole parafenilendiamina.

Esta es una sustancia de uso industrial empleada en bajas dosis en los tintes para el cabello. Sin embargo, puede producir reacciones alérgicas graves cuando se aplica de forma incorrecta.

Consecuencias

Los tatuajes temporales no siempre son inocuos. La henna adulterada que emplean algunos tatuadores en playas, piscinas y en diversos lugares, puede provocar importantes reacciones alérgicas.

Esta sustancias química, puede causar manchas permanentes en la piel, cicatrices, irritación y hasta úlceras.

Aunque no se produzca una alergia visible con escarificación, el PPD, sustancia cancerígena, ya queda acumulada en el organismo.

Reconócela

Aprender a reconocer la henna adulterada es fundamental para evitar desagradables consecuencias.
En primer lugar, esta sustancia se seca en unos 10 minutos, mientras que la natural necesita varias horas.

Además, no es de color negro. La pasta de henna natural tiene un color marrón verdoso, y el tatuaje será de un tono más hacia rojo castaño.

Si el color de esta pasta es más oscuro, lo más probable es que se le hayan añadido colorantes y debería evitarse.